Seleccione el corte de cerdo adecuado

Factores que debe considerar:

Con las variedades diferentes de carne de cerdo disponible, usted puede elegir el cortó correcto basado en nutrición, tiempo de cocción, el número de la gente que va a servir y costo.

 

  • El grado de magredad. Para aquellos tratando de comer saludablemente, es bueno saber que la producción moderna ha reducido el contenido de grasa del cerdo. Para comprar los cortes de cerdo más magros, busque la palabra "loin" (lomo) impresa en la etiqueta de la carne de cerdo que desea comprar. De hecho, la carne de cerdo es un contrincante formidable en la categoría de carnes magras ya que muchos cortes de cerdo son más magros que el pollo.

 

  • Cómo cocinarlo. Si cuenta con poco tiempo, le conviene elegir un corte más pequeño y delgado, como las chuletas o bistecs de cerdo ya que se cocinan rápidamente. Si tiene invitados y va a preparar otros platos, puede elegir un lomo para asar que se pueda poner en el horno y requiera muy poca atención.

 

  • Número de personas que comerán. La porción “promedia” para una persona es de 3 onzas de carne cocida. Calcule que para cada porción se requieren 4 onzas de carne de cerdo cruda sin hueso para obtener 3 onzas de carne cocida. Una porción de 3 onzas es más o menos del tamaño de una baraja de cartas.

 

  • Costo. Para sacarle el mejor partido a su dinero, tómese el tiempo para calcular el costo por porción. Algunos cortes deshuesados pueden parecer más caros, pero en realidad son una mejor compra porque no está pagando por el hueso. El calcular el costo por porción es una buena medida para valorar su compra. Se puede calcular mediante esta fórmula:

 Costo por porción = Costo por kilogramo/ # de porciones por kilogramo